Esta semana se celebrará el III Congreso Internacional El Protocolo Contemporáneo, desde el 29 al 31 de marzo en Madrid, un evento imprescindible para los profesionales del protocolo. En IMEP lo seguiremos de cerca a través del #CIEPC.

Si pudiéramos asistir, sin duda no faltaríamos a las siguientes charlas: El protocolo, la “red invisible” en las relaciones internacionales y la diplomacia, de Dolors Martínez Cazalla;  La importancia de los blogs en la divulgación/difusión del protocolo: El caso de Protocol Blogger Point, de María Gómez Requejo; y el Protocolo de los espacios: arquitectura efímera y arquitectura como expresión del poder en los actos simbólicos, del Dr. Fernando Ramos.

La primera porque va muy de la mano con los dos ejes de nuestra formación: las relaciones institucionales y el protocolo. La segunda porque seguimos de cerca a Protocol Blogger Point (¡Gracias por agregarnos a la lista de bloggers de protocolo! 😉) y defendemos su misión: la necesidad de difundir el conocimiento sobre el protocolo a través de los blogs y las redes sociales. Por último, el de arquitectura efímera porque nuestro último Meet The Pros fue de ello.

En la anterior edición del CIEPC nos dejaron un decálogo para el protocolo extraído de las mesas redondas del evento. Lo podéis descargar aquí. Os invitamos a reflexionad sobre cada apartado.

1. EL PROTOCOLO ADQUIERE SU MAYOR IMPORTANCIA EN CUANTO IMAGEN RITUAL DEL PODER.

Se detecta tanto en repúblicas como en monarquías como elemento legitimador social, con un fuerte contenido emocional, destinado a fortalecer los lazos de la comunidad desde el momento en que sus públicos objetivos son los ciudadanos. Por ello su estudio y comprensión como objeto científico se encuadra dentro de las ciencias sociales.

2. LAS MANIFESTACIONES RITUALES DEL PODER SE PROYECTAN A TRAVÉS DEL CEREMONIAL.

El ceremonial es el mecanismo a través del que se manifiesta la cortesía con las autoridades y con otros estados, desde tiempos lejanos. Lo encontramos en nuestra historia, en nuestra realidad e incluso en la ficción televisiva que mediante el arte reproduce escenas posibles o imaginadas, pero que nos llevan a concluir que todo ceremonial debe materializarse visualmente dependiendo de las circunstancias específicas de cada sociedad. Por ello debe cuidarse primordialmente.

3. EL PODER SE PERSONIFICA Y ELLO SE REFLEJA EN LAS CEREMONIAS DE TRANSMISIÓN DE PODERES.

El protocolo en cuanto código de conductas facilita las relaciones entre las personas, entre las instituciones y entre los estados, así como entre estos elementos entre sí, por ello es esencial su conocimiento en cada país. A través del ceremonial el poder se convierte en persona. El protocolo se transforma así en un elemento transmisor de la pluralidad y la interculturalidad.

4. EXISTEN RITUALES DE ACCESO AL PODER RECONOCIBLES EN TODOS LOS ÁMBITOS EN QUE EL PODER SE DESARROLLA.

Así en las tomas de posesión episcopal lo que encontramos es el reflejo de la autoridad espiritual y moral de los obispos, las campañas electorales ayudan a confeccionar y proyectar la imagen del futuro líder, que se consolidan con las tomas de posesión tanto a nivel estatal, como periférico, dado que la administración autonómica no es más que un reflejo de la administración estatal. En este sentido juega un papel esencial el ceremonial funerario, máxime en el caso de las monarquías, pero aplicable a todos los ámbitos sociológicos del individuo, sin importar religión o raza, dado que el mismo supone el paso previo y la condición indispensable para la trasmisión del poder.

5. LAS INSTITUCIONES DEBEN PRESTAR ESPECIAL ATENCIÓN A SUS IMÁGENES RITUALES.

Tanto en el caso de la monarquía, que debe prestar especial atención para presentar un mensaje coherente y estructurado, como en otros ámbitos institucionales como las diputaciones o parlamentos, en los que la evolución histórica demuestra como el protocolo se ha ido adaptando a 3 las circunstancias y modificándose sin problema alguno, cuando la propia realidad lo ha determinado y la sociedad per se lo ha necesitado.

6. LOS SÍMBOLOS SON INSTRUMENTOS DE COMUNICACIÓN NO VERBAL QUE TRANSMITEN IMAGEN.

Por ello es esencial el considerar su ubicación convenientemente y también adecuar su utilización pues tanto su poco uso, su uso incorrecto o su uso abusivo contribuyen a distorsionar el mensaje. Comparándolos, analizándolos y comprendiendo lo que significan podremos implicar a la sociedad en su reconocimiento.

7. LA ORDENACIÓN ESPACIAL ES ESENCIAL PARA ESTABLECER UN DETERMINADO CEREMONIAL.

Su composición inadecuada altera el mensaje. El protocolo ha demostrado suficientemente su adaptabilidad al entorno de forma que no hay que realizar manifestaciones o representaciones forzadas. La propia utilización de las nuevas tecnologías demuestra el paradigma innovador del protocolo.

8. LA ORDENACIÓN PERSONAL DE AUTORIDADES Y PÚBLICOS DEBE ATENDER A TODAS LAS NECESIDADES.

Tanto fomentando la utilización de formulas de cortesía, imprescindibles por el mero hecho de vivir en sociedad, como prestando atención a las peculiaridades de las personales y en especial a su diversidad funcional. La ordenación de las personas repercute en el mensaje y en la imagen de las instituciones. La politización de las ordenaciones resta visibilidad a los verdaderos protagonistas de los actos y eventos.

9. HAY QUE EFECTUAR UNA LLAMADA DE ATENCIÓN AL PAPEL QUE DESEMPEÑA EL DERECHO PREMIAL PARA LA CONFIGURACIÓN DE UN NUEVO MODELO DE SOCIEDAD.

Analizar nuestro derecho premial nos ayuda a constituir paradigmas en torno a nuevas estrategias premiales, ejemplarizantes y solidarias para construir una sociedad basada en valores y en conductas positivas. El protocolo debe tener en cuenta activamente este elemento a la hora de establecer las ordenaciones, como elemento a potenciar.

10. LA EXPERIENCIA PROFESIONAL ES UN ELEMENTO DETERMINANTE PARA LA INVESTIGACIÓN EN PROTOCOLO.

No sólo porque nos ayuda personalmente a superar nuestros errores, sino porque contribuye a la formación de los nuevos profesionales a través de su difusión. Se debe fomentar la cultura de la formación continua en la profesión, como elemento de lograr la actualización del conocimiento.

IMEP

Instituto Mediterráneo de Estudios de Protocolo (IMEP), centro universitario de educación superior en Organización de Eventos, Protocolo y Relaciones Institucionales.